20.6 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Domingo, 24 Octubre 2021
Locales  Domingo 19 de septiembre de 2021 - 19:14 hs.                1528
 19.09.2021 - 19:14   
Violenta entradera: Analizan las cámaras de seguridad privadas y del Centro de Monitoreo
El hecho ocurrió cuando una familia fue sorprendida y agredida por tres delincuentes que ingresaron el jueves por la noche a su vivienda de calle Ayacucho, donde le dieron golpes al pedido de los dólares de una supuesta venta de una propiedad. Los ladrones destrozaron todo a su paso.

Continúa la investigación sobre el brutal asalto que sufrió una mujer y sus hijas la tarde del pasado jueves. Se está analizando las filmaciones de las cámaras privadas y del Centro de Monitoreo para ver si arroja algún  dato para esclarecer el brutal hecho.


Todo ocurrió la tarde del jueves cuando una familia compuesta por una mujer de 45 años y sus tres hijas de 24, 17 y 9 se vio sorprendida por tres delincuentes que ingresaron a robar en su casa. ubicada en calle Ayacucho a metros de su intersección con Avenida Rivadavia.


Habían transcurrido algunos minutos cuando llamaron a la puerta y la mujer pensando que su hija habría olvidado la llave, procedió a abrir y se encontró con un hombre con el rostro cubierto con un barbijo, encapuchado y arma de fuego en mano, quien la empujó hacia el interior al tiempo que detrás de él aparecían otros dos individuos.


Ya en el interior, y sin perder de vista a ninguna de las habitantes de la casa, tomaron cuchillos de la cocina y comenzaron a exigir una suma importante de dinero  proveniente de la venta de una propiedad, que en realidad, no existía. Y durante una hora, todo fue un infierno.


La peor parte la llevó la madre de las jovencitas. Golpes en la cara, la cabeza, patadas en el abdomen, la espalda, las piernas.


Tal nivel de violencia podría haberse convertido en una tragedia cuando la empujaron desde la primera planta de la vivienda, por lo que terminó rodando escaleras abajo.


Al tiempo que daban literalmente vuelta la casa, regresa la adolescente de 17 años encontrándose con la violencia desatada.


Una vez que se convencieron con que nada de lo que iban a buscar existía, escaparon con 2.900 pesos y 100 dólares, no sin antes atar a la mujer y sus tres hijas.


Recién cuando una de las jovencitas logró desatarse, pudo pedir ayuda a un vecino y la mujer junto a una de sus hijas, se trasladaron a la emergencia del Hospital Piñeyro donde le realizaron las primeras curaciones pero, además, una serie de estudios de diagnóstico por la gran cantidad de golpes que presentaba en todo el cuerpo y, fundamentalmente, en la cabeza.



COMENTA LA NOTA



‹‹ volver atrás