Junín, Miércoles, 26 Febrero 2020  |  14:36 hs.
 Miércoles 18 de diciembre de 2019                400
    18.12.2019 -    
Qué señales dio el Secretario de Agricultura en el encuentro con las cadenas de cultivos
Con un mensaje conciliador, Julián Echazarreta buscó tender puentes con los actores privados que conoce de su actividad reciente. Le ofrecieron apoyo.

Qué señales dio el Secretario de Agricultura en el encuentro con las cadenas de cultivos

“Es intención de la Secretaría y del ministerio impulsar el desarrollo productivo. Debemos agrandar la torta y hacerlo en forma conjunta. Es esta una oportunidad, una más, de que podamos iniciar en conjunto un camino de consenso”. Ese fue el eje del primer mensaje de Julián Echazarreta, el secretario de Agricultura y virtual viceministro de la cartera que conduce Luis Basterra, que debutó en su rol en el encuentro de fin de año de las cuatro cadenas de cultivos principales (Acsoja, Maizar, Argentrigo y Asagir).


A pesar de la tensión reinante en el sector por la mayor presión fiscal que impulsa el Gobierno, Echazarreta se mostró con aplomo, quizás “sintiéndose como en su casa” y por estar frente a muchos interlocutores conocidos. El funcionario fue vicepresidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en cuya sede –donde se realizó el encuentro, tienen su base de funcionamiento las entidades convocantes.


Aclaró de entrada que aún no fue designado oficialmente. “El decreto respectivo se está gestionando pero el ministro Luis Basterra me pidió que los acompañara hoy y quiero dejarles un mensaje, no con toda la formalidad, pero en un sentido constructivo desde la vocación de diálogo”, explicó.


Con un punteo de temas anotados en borrador, habló coloquialmente refiriéndose a “nuestro sector” e invocando los slogans del encuentro: “La planificación, el diálogo y el consenso siempre serán el camino para crecer”.


Prefirió “no abundar en detalles sobre el programa ómnibus que se está tramitando en el Congreso, como tampoco sobre los problemas de la macroeconomía argentina, porque son conocidos por todos”. Pero asumió el desagrado por las retenciones. “Esta situación ha generado que una vez más se eche mano a una actualización, como ha sido ahora, de las retenciones. Que son aranceles poco simpáticos, si los hay, pero que en el terreno de la recaudación los economistas y fiscalistas ven siempre atractivos”, afirmó.


Al dar cuenta que se ha presentado “un proyecto de ley en el Congreso dentro del cual se establecen ciertos límites a eventuales modificaciones de la política arancelaria”, aseguró que “es decisión y es política del Estado no llegar a esos límites, sino por el contrario encontrar en esto una solución temporaria para que pueda hacerse de recursos y superar la inseguridad alimenticia, que seguramente llevará algunos años y posiblemente trascienda a más de un gobierno”.


Tras el discurso de Echazarreta, los presidentes de Acsoja, Maizar, Argentrigo y Asagir le ofrecieron apoyo para la gestión.


Cuando habló de la oportunidad del consenso, consideró que “la racionalidad y la honestidad será lo que nos va a guiar en ese camino”. Y se mostró confiado en que “así será porque conocemos los interlocutores y a las entidades, que están compuestas por personas de buena fe, de buenas intenciones. Entonces, más allá de que compartamos todos los criterios, o no, seguramente compartimos los valores principales”.


Respecto de impulsar el desarrollo productivo y agrandar la torta, enfatizó: “Vamos a poner lo mejor de nosotros para que así sea. Haremos la sintonía y los ajustes que sean necesarios para que no sea demasiado el peso que este tema arancelario haga recaer sobre la producción. Y no obstante ello se pueda encontrar una vuelta que signifique un impulso a una mayor producción”.


También habló en sintonía con las intenciones del auditorio al referirse a la apertura comercial. “Habrá de continuarse una política de integración al mundo. No se puede concebir la Argentina y mucho menos nuestro sector, el más dinámico de todos, sin esa integración. Habrán visto ustedes los acuerdos a los que hemos arribado con China, que son continuación de acuerdos anteriores. Son precedentes del gobierno anterior y del otro también. Es ahí, en la continuidad coherente de planes trascendentales del Estado donde vamos a poder superar las dificultades que tenemos, no con marchas y contramarchas que nos ponen nuevamente en posiciones desventajosas”.


Y cerró con la intención central de “augurar un trabajo a futuro en el cual haya diálogo” refiriéndose a los factores de la competitividad como objetivo común. “Buscamos –dijo-conservar e incrementar nuestro objetivo de mejorar los volúmenes de las cosechas, la calidad de las cosechas, donde tenemos un desafío conjunto. Solamente las políticas públicas que recepten las necesidades de los privados van a ser las herramientas apropiadas para superar esas dificultades que nos impone la naturaleza y el comercio internacional. Tenemos que identificar y trabajar sobre los factores que nos afectan en cuanto a la competitividad. Y estaremos siempre dispuestos a ampliar y analizar aquellos elementos que puedan significar un avance hacia ese objetivo común”.

« volver atrás