Junín, Viernes, 29 Mayo 2020  |  05:19 hs.
 S醔ado 18 de enero de 2020                454
    18.01.2020 -    
El regreso de un artista: a trav茅s del dibujo, recuper贸 la confianza en s铆 mismo
Un hecho violento lo dej贸 al borde de la muerte. C贸mo Andrea, una comunicadora social, lo ayud贸 a salir adelante.

El regreso de un artista: a trav茅s del dibujo, recuper贸 la confianza en s铆 mismo

Una pel铆cula suele tener un actor principal, uno secundario y tambi茅n est谩n los de reparto que acompa帽an con mucha fuerza a los protagonistas. Esta historia de resiliencia​, superaci贸n personal, de amor incondicional, de transformaci贸n, de nunca bajar los brazos y de seguir apostando por los sue帽os no se trata de una ficci贸n. Es la cr贸nica de un encuentro que cambi贸 la vida de dos personas para siempre y un relato que inspira esperanza y fortaleza ante la adversidad.


El protagonista principal es Luis Ratene (53) que tuvo una infancia muy agradable en la ciudad de Rosario​. Como su pap谩 trabajaba en el diario La Capital, todas las tardes le tra铆a hojas en blanco, que al verlas 茅l se entusiasmaba y las tomaba para hacer historietas, imaginando que lo hac铆a en el peri贸dico. A veces, compart铆a su pasi贸n con sus hermanas menores Marta y Marcela, mellizas, aunque a ellas les gustaba m谩s pintar.


Los a帽os fueron pasando y Luis comenz贸 a trabajar como iluminador, pero se apasion贸 con la posibilidad de filmar y termin贸 siendo camar贸grafo en eventos sociales. Mientras tanto, como hobby lanz贸 una revista en la que fue editor, diagramador y hasta se ocup贸 de buscar la publicidad. Esa pasi贸n que tra铆a desde chico lo sigui贸 acompa帽ando en la juventud y en la adultez.


Vidas paralelas

A unos kil贸metros de distancia viv铆a Andrea Guisen (37), una joven licenciada en Comunicaci贸n Social que a los 22 a帽os hab铆a vivido una experiencia que la marcar铆a por el resto de su vida. Uno de sus hermanos, que le lleva nueve a帽os, dirig铆a un grupo de adultos con discapacidad y una tarde le pregunt贸 si pod铆a ir a reemplazar a un tallerista. 鈥淟legu茅 y fue todo muy natural, sent铆 que algo me cambi贸 adentro y eso fue irreversible. Sent铆 que a partir de encontrar al otro, me encontr茅 a m铆 misma鈥, recuerda Andrea, a la distancia.


A pesar de que ya ten铆a un t铆tulo, Andrea ten铆a las inquietudes de seguir estudiando por lo que se postul贸 para unas becas del CONICET y en 2008 realiz贸 un Doctorado en Ciencias Inform谩ticas, porque entend铆a que era una herramienta 煤til para la inclusi贸n social. Y logr贸 unir la comunicaci贸n, la discapacidad y la tecnolog铆a inform谩tica.


Cuando finaliz贸 su beca, se dedic贸 a seguir investigando y se acerc贸 a la UTN, donde est谩 el Centro de Investigaci贸n y Desarrollo en Tecnolog铆as Especiales (CEDITE) y empez贸 con una beca de investigaci贸n en 2017.


El momento m谩s duro de su vida

El 11 de octubre del 2012, Luis se encontraba esperando el colectivo a unas cuadras del sal贸n en donde hab铆a filmado un evento. De pronto, un hombre lo sorprendi贸 por atr谩s y lo golpe贸 fuertemente en la cabeza. A medida que transcurr铆an las horas y 茅l no llegaba a su casa, sus hermanas comenzaron a preocuparse. Entonces, se comunicaron con un compa帽ero de Luis y se enteraron que estaba internado en el Hospital Centenario de Rosario y que ya lo hab铆an operado por un co谩gulo. Adem谩s, ten铆a hematomas importantes. 鈥淟e hab铆an hecho un drenaje, estaba muy grave, los m茅dicos no sab铆an c贸mo iba a quedar, el panorama no era bueno, estuvo internado en Terapia Intensiva durante tres meses, entubado, muy delicado. Luego, lo trasladaron al Hospital Espa帽ol. No sab铆an si iba a poder caminar, a recuperar la memoria, nosotras est谩bamos desoladas porque no sab铆amos c贸mo 铆bamos a enfrentar la situaci贸n. Las dos abandonamos nuestros trabajos para dedicarnos las 24 del d铆a a cuidarlo鈥, recuerda Marcela Ratene, una de las hermanas de Luis.


Cuando en febrero del 2013 le dieron el alta sigui贸 la recuperaci贸n en su casa. 鈥淢e acuerdo muy poco de ese momento porque lo tengo todo en el limbo, pero s茅 que mis hermanas me ayudaron mucho, todo lo que tengo hoy se los debo a ellas鈥, dice Luis.


Antes del robo que le cambio la vida, trabajando de camar贸grafo.


Encuentro m谩gico

En enero del 2015, Luis fue trasladado al Hospital Geri谩trico Provincial. All铆 se encontr贸 con la m茅dica geriatra Nebil Goncharenco. "脡l ten铆a requerimientos de todo tipo, solamente pod铆a vestirse y alimentarse por s铆 solo. Para todas las otras actividades necesitaba de cuidados. La dependencia era importante", explica la m茅dica.


Por iniciativa de la especialista, Luis comenz贸 a dibujar y de esa forma pudo expresar cu谩les eran sus vivencias, hasta que surgi贸 la posibilidad de presentarlo al CEDITE. De esa forma y por esas cosas del destino en abril del 2017 Andrea y Luis se vieron por primera vez.


鈥淐uando lo conoc铆, ped铆 que me permitieran trabajar con 茅l porque sent铆 que hab铆a nobleza, humildad y mucha capacidad, pero percib铆a que 茅l no se daba cuenta de todo eso. Me moviliz贸 mucho el v铆nculo que yo sent铆 con 茅l鈥, dice Andrea, mientras Luis asiente con la cabeza.


鈥淵o tambi茅n lo sent铆 as铆, siempre esperaba que vinieras vos y cuando no estabas parec铆a que faltaba algo muy importante", le devuelve 茅l a Andrea, mir谩ndola a los ojos.


En los dibujos, dice Andrea, Luis mostraba su proceso de duelo sobre qui茅n fue y una sensaci贸n de no saber en qu茅 iba a convertirse. Entonces, fueron ordenando esos trabajos para comenzar a cristalizar un relato. 鈥淒e alguna manera trataba de respetar sus tiempos, todo lo que 茅l dibujaba le parec铆a que estaba mal. De todo lo que 茅l mostraba, yo destacaba ese poquito que era muy importante y que dec铆a mucho sobre 茅l, sobre su realidad. Yo trataba de que 茅l pudiera verse en el espejo de sus dibujos y de subirle el techo porque 茅l se ve铆a muy limitado y con muy poca confianza en s铆 mismo, le costaba so帽ar en grande y ver la maravilla que pod铆a transmitir鈥, se emociona Andrea.


鈥淐ada vez que 茅l daba un pasito m谩s, yo lo registraba y de a poco fue anim谩ndose a m谩s, todo lo que fuimos construyendo siempre fue de 茅l, le dec铆a que ten铆a mucho para dar, que era un gran artista y que iba a haber mucha gente a la que le iba a gustar鈥, agrega.


鈥淭odos me ayudaron a reencontrarme conmigo mismo, yo ve铆a que mis dibujos estaban desprolijos, malhechos, que les faltaba algo hasta que me di cuenta que como los hac铆a estaba bien. Sent铆a que me hab铆a hundido hasta que empec茅 a resurgir de a poco鈥, afirma Luis, que es usuario de silla de ruedas.


鈥擸o quiero tener una actividad productiva 鈥 le dijo una tarde Luis a Andrea.


鈥斅縔 qu茅 es una actividad productiva? 鈥攍e pregunt贸 ella.


鈥 Hacer algo que al otro le interese, no quiero estar siempre en el lugar pasivo de recibir.


鈥擡scuch谩 lo que acab谩s de decir, es muy interesante esto que est谩s pensando 鈥攍o desafi贸 Andrea.


鈥擯ero yo no puedo trabajar, no puedo hacer nada porque no puedo caminar, porque no me acuerdo de algunas cosas, me cuesta ordenar los elementos鈥攕e quej贸 茅l.


鈥擭o me hables m谩s de lo que no pod茅s. Decime qu茅 es lo que pod茅s hacer.


鈥擠ibujar.


鈥擡ntonces vamos a dibujar, pero vamos a hacer de un dibujo un producto art铆stico, eso implica pensar desde el punto de vista comercial 鈥攍e propuso.


Luis, en pleno trabajo.


Despertar a trav茅s de los dibujos

Enseguida pensaron en la posibilidad de lanzar unos fasc铆culos de lo que luego se convertir铆a en 鈥淐hamuyo Profundo鈥. 鈥淟a idea es que Luis tuviera una actividad productiva desde su lugar de artista鈥, sostiene Andrea.


鈥淵o vi en eso la posibilidad de tener un ingreso monetario, por eso me entusiasm贸 comenzar con este proyecto鈥, expresa Luis.


El primero de los fasc铆culos es Ser o no ser (que relata el proceso emocional del autor), el segundo es Fuga de imagen (hace referencia a la relaci贸n del autor con los dibujos) y el tercero Del casco a la muleta (donde se puede apreciar la parte resiliente de Luis).


A ra铆z de todo este proceso creativo que vienen realizando en conjunto, Luis puede reencontrarse con lo que lo apasiona desde que era chico.


A partir de este emprendimiento, Andrea y Luis participan en eventos culturales donde relatan el antes, el durante y el despu茅s de ese encuentro. Y aprovechan para vender los fasc铆culos.


鈥淎 nosotros nos pareci贸 una muy buena idea porque 茅l se sent铆a muy seguro con Andrea, empez贸 a plasmar las cosas de otra manera. Ella le daba libertad, 茅l sent铆a que no estaba tan atado y que pod铆a expresar lo que sent铆a. Una vez le dije que no se dibujara en silla de ruedas, que se hiciera con muletas porque 茅l pod铆a ir m谩s all谩鈥, cuenta Marta Ratene, la otra hermana de Luis.


Luis, acompa帽ado por sus hermanas y sus pilares en salud mental.


鈥淰olver a caminar es lo que m谩s me entusiasma鈥

A principios de a帽o se sum贸 al equipo Jorge Cruces, acompa帽ante terap茅utico que desde 2001 trabaja en discapacidad. 鈥淐uando empec茅 a ver sus dibujos me di cuenta de que se trataba de un trabajo de reconocimiento y de transformaci贸n despu茅s de un hecho traum谩tico. Este proceso es de elaboraci贸n de lo que le pas贸, de crecimiento y el 煤ltimo fasc铆culo tiene que ver con c贸mo 茅l pudo reelaborar lo que le ocurri贸"-


 鈥淰olver a caminar es lo que m谩s me entusiasma en este momento鈥, se ilusiona Luis.


La doctora Goncharenco explica que ahora el objetivo es evaluar si se le realizar谩 una cirug铆a o un tratamiento no invasivo para ver c贸mo es su respuesta. 鈥淟a idea es que 茅l est茅 sobre sus pies y ver cu谩nta marcha logra por s铆 solo鈥.


Cuando sale los viernes del hospital, Luis concurre a su clase de dibujo y luego pasa el fin de semana en su casa en el barrio Fisherton, acompa帽ado generalmente por la c谩lida compa帽铆a de sus hermanas.

« volver atrás