Junín, Viernes, 29 Mayo 2020  |  02:49 hs.
 Viernes 24 de enero de 2020                488
    24.01.2020 -    
Sin pedales ni volante, ya está listo el auto autónomo que no podrás comprar
Tiene capacidad para 6 pasajeros y no podrá ser adquirido por particulares.

Sin pedales ni volante, ya está listo el auto autónomo que no podrás comprar

Paralelamente al desarrollo y lanzamiento de vehículos eléctricos que contribuyan a mejorar la sostenibilidad medioambiental, los fabricantes automovilísticos -además de otras empresas tecnológicas- siguen trabajando en la creación de ejemplares de conducción autónoma, que cambiarán los hábitos de movilidad y, a priori, mejorarán la seguridad vial.


La última compañía en mostrar su creación ha sido General Motors (GM) que, a través de su filial Cruise, ha presentado el Origin.


No es un auto común, sino que se trata de una especie de monovolumen eléctrico, capaz de albergar a 6 personas, acomodadas en dos asientos de tres plazas cada una de ellas. Los mismo están enfrentados, de modo que favorecen la conversación e interacción entre los ocupantes.


Para incrementar el confort, cuando solo viajan dos ocupantes en la fila, se puede abatir el apoyabrazos escondido en el respaldo de la plaza central.


Cruise ha dado forma a la estructura del Origin sin el parante central (pilar B). Detrás de esta decisión se encuentra la necesidad de facilitar el acceso al interior, que se realiza a través de dos puertas eléctricas de apertura enfrentada.


Su accionamiento se realiza mediante un pulsador con código ubicado en la parte exterior. Obviamente, desde adentro también pueden abrir y cerrar.


Al tratarse de un vehículo de conducción autónoma no cuenta con los elementos imprescindibles en un automóvil tradicional. Es decir, el habitáculo está diseñado especialmente para la comodidad de los pasajeros; como no existe la figura del conductor, el interior carece de volante, pedales y palanca de cambios.


Cruise Origin. David Paul Morris/Bloomberg


Una pantalla colgada en cada extremo del techo ofrece información a los ocupantes, como, por ejemplo, sobre el tiempo que falta para llegar a destino.


La compañía no comercializará este vehículo a particulares.


“No lo podrás comprar, pero si lo podrás experimentar”, afirmó Dan Amman, consejero delegado de Cruise, durante el evento de presentación. Inicialmente, solo estará disponible para la movilidad compartida en San Francisco (Estados Unidos), donde ya ha debutado ofreciendo servicio al millar de empleados de la empresa.


En un principio, Cruise tenía planeado ofrecer a finales de 2019 un servicio de robotaxi basado en ejemplares autónomos del Chevrolet Bolt. Sin embargo, abandonaron la idea después de que uno de los autos autónomos de Uber atropellara mortalmente a una mujer en Tempe (Arizona), hace un par de años.


Cruise Origin. David Paul Morris/Bloomberg


La empresa asegura que el Origin es muy fiable en términos de seguridad. Sin precisar exactamente qué tecnologías equipa, sus sensores y radares le permiten identificar peligros incluso antes de que el ojo humano los pueda detectar. Asimismo, funcionan de forma óptima en condiciones climatológicas adversas y por la noche.


Teniendo en cuenta que la gran mayoría de los autos particulares permanecen estacionados el 95% de su vida útil, con los consecuentes gastos que esto supone para el propietario, la propuesta de movilidad compartida se postula como una alternativa a la adquisición y mantenimiento de un vehículo.


Además, al tratarse de un ejemplar sin conductor puede funcionar los siete días de la semana, las 24 horas del día. Otra cosa, son los descansos obligados que debe hacer para cargar la batería, puesto que su autonomía es limitada (no se han facilitado datos sobre el número de kilómetros que puede recorrer sin parar).


Cruise era una start up que adquirió GM en 2016 para avanzar en el terreno de la conducción autónoma. Desde entonces, la empresa ha recibido inversiones económicas de grandes compañías, como Honda y SoftBank.

« volver atrás