Junín, Lunes, 25 Mayo 2020  |  17:47 hs.
 Domingo 05 de abril de 2020                2561
    05.04.2020 -    
Coronavirus en la Argentina: qué pasa con las frutas y verduras, en semanas atípicas
Tanto la oferta como la demanda se vieron afectadas por la cuarentena e impactaron en el precio, pero el abastecimiento debería estar asegurado.

Coronavirus en la Argentina: qué pasa con las frutas y verduras, en semanas atípicas

Las últimas dos semanas fueron muy particulares para el mercado de frutas y verduras. Al principio de la cuarentena se generó un aumento explosivo de demanda porque los hogares tuvieron que abastecerse y aumentó el consumo de productos frescos. Según explica el especialista en el mercado de frutas y hortalizas Mariano Winograd, hace dos semanas el abastecimiento de los mercados todavía era normal porque no había trabas en los municipios, pero las compras a nivel mayorista y minorista se asemejaron a las que suele haber en Navidad.


“En la segunda semana de cuarentena uno de los problemas graves fue la disposición unilateral de muchos intendentes de cerrar el paso de camiones dificultando el abastecimiento de productos en los mercados, e incluso la clausura de algunos mercados en distintos puntos del país con diversos argumentos sanitaristas atendibles pero que no tenían en cuenta el problema del abastecimiento, que es tan importante como el problema de los virus”, detalla Winograd. En ese contexto, los tres productos más afectados por las trabas en el abastecimiento y la enorme demanda fueron las papas, las zanahorias y las naranjas, y como era de esperar los precios aumentaron.


Los productores citrícolas salieron explicar cómo se forman los precios de sus productos. Por un lado están las leyes de la oferta y la demanda, alteradas por estos días porque por el lado de la demanda se vio un pico fuera de lo común y por el lado de la oferta hay trabas para la llegada a los mercados. Y a esto hay que agregar que en esta época las naranjas llegan al mercado desde las cámaras de frío, con lo cual tienen un costo mayor que las que se comen apenas termina la cosecha.


Respecto a la situación actual, Winograd explica que “hablar de normalización es muy difícil porque uno siempre tiene que hacer un juego entre el stock, el flujo y la previsión”.


De cara a las próximas semanas se supone que la situación del transporte debería estar resuelta y el abastecimiento asegurado, pero a seguro, se sabe, se lo llevaron preso.


“Vamos día a día, hoy hubo menos presión sobre los productos y los precios que el día martes, que fue el primer día de la semana con el mercado abierto, y esto se debe a que se espera un fin de semana más frío en el que la gente suele consumir menos productos frescos y más pastas y pucheros. Pero es imposible prever si esta situación la semana que viene va a seguir así o va a cambiar”, resumió.

« volver atrás