23.3 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Viernes, 4 Dic 2020
Mujer  Sábado 18 de enero de 2020 - 16:09 hs.                622
  Mujer   18.01.2020 - 16:09   
Con ganas de ser turista... En la city porteña
Algunas ideas de Valeria Schapira, escritora y creadora de Viajo Sola, para aprovechar las calles despejadas de Buenos Aires.

Muchos aseguran que para hacer turismo hay que tener dinero. En parte es cierto, pero más que dinero hay que hacerse el tiempo y proponerse mirar con otros ojos. ¿Te pusiste a pensar que viajar no es solo ir a los lugares que te muestran por Instagram? ¿No te pasa que cuando viajás a cualquier lugar del mundo vas al "museo del chupetín" solo porque lo dicen las guías turísticas, y no conocés las maravillas que te ofrece tu propia ciudad o tu pueblo?


Quizás estés de vacaciones. Quizás estés en plena vorágine laboral. Quizás –lo más habitual en estos tiempos– es que las cuentas no te cierren. Quizás no sepas muy bien qué hacer con esos días libres del trabajo. Si estás en Buenos Aires ​o tenés la chance de hacerte una escapada de un par de días, podés pasar unas vacaciones geniales. Sin colas para tomar un helado, sin multitudes para entrar a un museo. Enero te sirve a la ciudad en bandeja para que la disfrutes. Te propongo ponerte en "modo turista" y disfrutar de la capital del país con todos los sentidos en alerta.


Un buen plan gasolero, para el que solo necesitás tu tarjeta Sube y el equipo de mate, es recorrer distintos barrios, tanto los "clásicos" como los menos conocidos. Además, combinando los viajes vas reduciendo el valor de la tarifa. Las bicis gratuitas del gobierno de la Ciudad también pueden hacer más divertida la movida. La demanda es menor a la habitual y el tránsito, también. Si te le animás al monopatín eléctrico, avanti. Buenos Aires te ofrece sorpresas en cada rincón.


En un día lindo, los Bosques de Palermo son siempre una buena opción para un picnic. El jardín Japonés y el Botánico son dignos de una visita para recargar aire fresco. Puerto Madero y la Boca juegan entre los "clásicos". El Barrio Chino es siempre un deleite, aunque sea para poder curiosear y comprar alguna baratija o tomar un helado.


En Capital Federal hay maravillas arquitectónicas para disfrutar. Si nunca recorriste la Avenida de Mayo, te invito a una caminata con la vista en alto para gozar de su arquitectura majestuosa. Un cafecito en la confitería London City te llevará a tiempos de Cortázar. O el Tortoni, claro. No te pierdas las visitas guiadas –casi todos los días– al Palacio Barolo –tocayo del montevideano Palacio Salvo–. Otra opción es el Teatro Colón, con visitas guiadas a diario, a excepción de los feriados.


El palacio de las Aguas Corrientes, en la calle Riobamba al 700, tiene visitas guiadas los lunes, miércoles y viernes a las 11. Ahí cerquita está la librería más linda del mundo, el Ateneo Grand Splendid.


El Barrio Inglés, en Caballito, es otro lugar digno de recorrerse. Los fines de semana funciona el tranvía que hace un recorrido súper completo. El bus turístico es un planazo para que te sientas turista con todas las letras.


Advertencia: esta es una selección absolutamente arbitraria y acotada. El listado de museos, parques, bares notables, plazas y edificios es interminable. Así como la oferta teatral. Si te animás a alejarte un poco e ir hasta San Isidro, la casona de Victoria Ocampo es un imperdible de fin de semana. Un paseo en Catamarán y una caminata por el Puerto de Frutos son otra gran combinación.


Ser turista es un estado mental. Aunque estés rumbo a la oficina podés descubrir rincones y renovar tu romance con la ciudad.