11.1 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Lunes, 30 Noviembre 2020
Automóviles  Domingo 06 de septiembre de 2020 - 14:33 hs.                1103
  Automóviles   06.09.2020 - 14:33   
Porsche Taycan: las 6 claves del auto eléctrico más deportivo del mundo que llegó a la Argentina
Es un sedán de lujo que puede acelerar como una Ferrari.

Tesla es la marca más conocida del mundo en materia de autos eléctricos. Irrumpió en la década pasada a fuerza de tecnología y un trabajo de marketing extraordinario desafiando a los constructores tradicionales.


Por eso Porsche, empresa naturalmente ligada al rendimiento deportivo, sabía que su vehículo eléctrico tenía un desafío enorme si quería seguir ostentando la reputación bien ganada.


La respuesta fue el Taycan, un modelo de cuatro puertas que da un salto tecnológico en cuestiones técnicas y de rendimiento, que le permiten establecer una nueva frontera en movilidad electrificada.


El Porsche Taycan se ofrece en tres versiones, que pueden tener hasta dos motores eléctricos.


Este nuevo Porsche se presentó oficialmente en la Argentina, a pesar de que en nuestro mercado todavía esta modalidad no está extendida.


Solamente Renault y Nissan ofrecen autos eléctricos entre las marcas grandes y existen algunos pequeños fabricantes, como Sero Electric o Volt Motors en el país que producen sus modelos de cero emisiones.


Pero el Porsche Taycan es un auto eléctrico que "juega en otra liga". Tanto afuera como en nuestro mercado. Aunque aquí, con la carga impositiva, los precios se van a valores que también son de otro planeta, ya que la gama del Taycan arranca en U$S 379.000 y llega hasta U$S 559.000.


Por dentro, el Porsche Taycan ofrece un alto nivel de tecnología.


Estas son las claves del auto de lujo que puede brindar el vértigo de un superdeportivo.


Acelera como una Ferrari

Un auto eléctrico está correctamente asociado con el cuidado de la ecología. A diferencia de los vehículos con motores de combustión, sus motores no producen emisiones contaminantes.


Y si la electricidad que agregan cuando están enchufados para recargar sus baterías proviene de energías renovables, entonces se genera un círculo virtuoso casi imbatible en cuestiones de movilidad y cuidado del medio ambiente.


Hay gente que equivocadamente asocia a los autos eléctricos a un funcionamiento suave y aburrido. Nada más alejado de la realidad y este Porsche es un buen ejemplo para demostrarlo.


El Porsche Taycan puede venir con hasta dos motores.


La versión más potente de la gama Taycan, el Turbo S, entrega una potencia de hasta 761 caballos (560 kW) gracias a las funciones overboost y Launch Control. Por su parte, el Taycan Turbo es capaz de generar hasta 680 caballos (500 kW).


De esta manera, el Turbo S acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, mientras que el Taycan Turbo lo hace en 3,2 segundos. Son valores, especialmente el primero, que se emparentan con la versión más potente del Tesla Model S y de la Ferrari híbrida de 1.000 caballos, la SF90 Stradale.


Estas versiones del Taycan tienen dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el eje trasero, lo que hace que los autos tengan tracción en las cuatro ruedas.


Gestión de energía

Parte de ese notable rendimiento se debe a la extraordinaria gestión de energía que tiene su sistema. El paquete de baterías está constituida por una carcasa con una estructura de soporte en la parte inferior y una cubierta superior. Entre ambas hay una estructura tubular con varios compartimientos para ubicar las distintas secciones de la batería.


Dentro de esa arquitectura hay lugar para el sistema de refrigeración de las baterías y todo está protegido por la carcasa de acero. Es que allí está el corazón de este modelo.


El sistema de refrigeración del paquete de baterías del Porsche Taycan es clave en la gestión de la energía.


El Taycan es el primer vehículo de producción con un sistema de voltaje de 800 voltios en lugar de los habituales 400 voltios para automóviles eléctricos.


Al duplicar el voltaje de la batería se puede reducir la corriente en el vehículo mientras que la potencia permanece igual.


Un radiador ubicado en la parte delantera, tres bombas y seis válvulas para el líquido refrigerante, dos ventiladores y diez sensores de temperatura son los responsables de mantener en condiciones a la batería y optimizar su funcionamiento.


Velocidad de carga

Esa gestión de energía no solo tiene beneficios en la performance deportiva del vehículo sino que permite hacer recargas de batería con velocidades hasta ahora nunca vistas.


En poco más de 5 minutos es posible recargar la energía necesaria para lograr un alcance de 100 kilómetros, utilizando corriente directa de una red de carga de alta potencia, un tipo de cargador que por el momento no está disponible en nuestro mercado para ningún auto eléctrico.


Estructura del paquete de baterías del Porsche Taycan.


El tiempo de carga de 5 a 80 % de la batería es de 22,5 minutos para un recarga en condiciones ideales y con una potencia de carga máxima de 270 kW. El Taycan también puede recargarse en una red hogareña con hasta 11 kW.


La autonomía del modelo va desde los 407 hasta los 450 kilometros con una carga completa según la versión. "Con un Taycan se podrían recorrer 7 veces el tramo que va desde Puerto Madero hasta Nordelta sin necesidad de recargar las baterías” graficó Gustavo Gioia, Gerente General de Porsche Argentina.


Caja de cambios de dos velocidades

La transmisión de un auto eléctrico no cuenta con engranajes de distintos tamaños como tienen la mayoría de las cajas de cambios. Por eso, tienen una única marcha que transmite toda la potencia y el torque del motor o de los motores eléctricos.


Salvo en el Porsche Taycan, que tiene una transmisión de dos velocidades.


La caja de cambios de dos velocidades del Porsche Taycan es inédita para un auto eléctrico.


La primera marcha le da al Taycan aún más aceleración desde un arranque de parado, mientras que la segunda marcha, con una relación más larga, asegura una alta eficiencia y reservas de potencia igualmente altas.


La primera velocidad se utiliza sobre todo en los modos de conducción “Sport” y “Sport Plus” que tiene este modelo. En estos modalidades también está disponible la función Launch Control. Cuando se activa, la caja de cambios mantiene durante más tiempo la primera marcha, para engranar después la segunda.


Gracias a esa segunda marcha las versiones más potentes del Taycan pueden alcanzar los 260 km/h y contar con grandes reservas de aceleración a altas velocidades. El eje trasero cuenta con un diferencial autoblocante.


Recuperación de energía

En los vehículos con motor de combustión, al frenar, la energía cinética se convierte en calor. En los vehículos eléctricos, es posible recuperar gran parte de esa energía al utilizar los motores eléctricos como generador y alimentar la batería con esa corriente "rescatada".


La capacidad máxima de recuperación de energía de hasta 265 kW es significativamente superior a la de la mayoría de competidores, destacan en la marca alemana.


Es decir que se aprovecha mejor la recuperación de la electricidad en las fases de desaceleración.


En el Taycan se puede elegir entre tres configuraciones distintas de recuperación de energía al levantar el pie del acelerador. En la primera, no hay retención, el auto sigue avanzando por inercia y, por tanto, no hay recompensa para las baterías.


En la segunda, la retención es moderada y, en la tercera, es mucho más notoria para recuperar el máximo de energía posible.


En la experiencia de Porsche, aproximadamente el 90%  de las frenadas cotidianas se realizan únicamente a través de los motores eléctricos con solo levantar el pie del acelerador, sin que se active el sistema de frenos. Debido a ello, el intervalo de cambio de pastillas recomendado para este modelo es, por primera vez, de seis años.


Chasis inteligente

Para el chasis del Taycan, la compañía alemana emplea un sistema de control centralizado y conectado en red. Este control calcula el estado del vehículo en cada momento y analiza tres dimensiones: la aceleración longitudinal, la lateral y la vertical.


Esa información es compartida en tiempo real con todos los sistemas de chasis. Como resultado, los sistemas proporcionan una respuesta completa a las condiciones de marcha en cada momento.


Esquema de la suspensión neumática de tres cámaras del Porsche Taycan.


La suspensión neumática de tres cámaras del Taycan proporciona un amplio margen de dureza. Esto permite un ajuste básico suave y de gran confort. Pero rápidamente la dureza del resorte puede modificarse electrónicamente en una fracción de segundo, por ejemplo al acelerar o frenar.


Además, la suspensión neumática ofrece las importantes ventajas del control de la altura del vehículo para, por ejemplo, mantenerla constante en el nivel deseado independientemente de la carga.


En el punto más alto, la carrocería sube 20 milímetros para evitar dañar el spoiler delantero, por ejemplo, al encarar la rampa de un estacionamiento. Se puede seleccionar este nivel hasta una velocidad de 30 km/h.


A partir de 90 km/h, el Taycan baja 10 mm con relación al nivel normal. Y cuando alcanza 180 km/h, la carrocería baja automáticamente 22 mm.