22.2 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Sábado, 5 Dic 2020
Mujer  Domingo 15 de noviembre de 2020 - 13:34 hs.                665
  Mujer   15.11.2020 - 13:34   
Crearon blends liofilizados naturales y listos para licuar
Carolina y Eugenia se conocieron mientras cursaban el Executive MBA (IAE, Business School 2018) en el 2018. Ikai Foods nace como un proyecto, una idea para la tesis final de su maestría: partieron de la necesidad de incluir el consumo de frutas y verduras en la alimentación y aportar su granito de arena a la sociedad generando un emprendimiento de triple impacto.

Carolina Naboni (44) es abogada y mamá de 3 hijos; trabaja full time en la industria farmacéutica y, preocupada por encontrar la forma de equilibrar el poco tiempo disponible con el convencimiento de que uno de los legados claves para los hijos es transmitirles las bases de una alimentación sana, integral y natural, se embarcó en este proyecto como tesis final del MBA con la certeza absoluta que de una manera u otra iba a ser realidad. "No soy buena cocinera, pero hace tiempo que me daba vueltas en la cabeza que había que desarrollar alguna solución para los que no queremos resignarnos a que para comer sano hay que tener tiempo y plata o que solo pueden comer sano los chicos cuyas mamas/papas no trabajan o tienen más tiempo", comenta Caro.


Son el equipo con la energía y conocimientos perfectos para llevar a cabo este proyecto. Eugenia Doffo (32) es Ingeniera en Alimentos, y se desempeña en la industria desde hace más de 10 años, ahora trabaja full time para Ikai Foods. Tiene una relación estrecha con la alimentación y la cocina: además es chef y cree firmemente en la posibilidad de generar cambios de impacto en el mundo a través de la creación de empresas comprometidas con los temas sociales y medioambientales.


Como amigas y socias sostienen que emprender es lo que las impulsa y permite aportar a la comunidad: "nos da la posibilidad de transformar realidades. En Ikai creemos que un mundo mejor es posible si todos colaboramos activamente. La vida es para disfrutarla y honrarla. Todo lo que hagamos nos tiene que nutrir, y sobre todo pensamos que hacer las cosas bien es la única manera de hacerlas. Nos une la idea de ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida, la pasión por lo que hacemos, nuestra entrega, compromiso, empuje, las ganas de querer hacer las cosas bien desde el inicio".


Las frutas primero

En Ikai trabajan con blends de frutas liofilizadas que están listas para licuar: "con este producto facilitamos el acceso universal al consumo de frutas y verduras, evitando su desperdicio y garantizando una alimentación sana y natural". La liofilización es la técnica de deshidratación que conserva todos los nutrientes y propiedades de los alimentos. Además, permite mantener su textura y sabor inalterados sin necesidad de conservantes, aditivos ni refrigeración por al menos un año.


En estos meses de pandemia, Caro y Euge tuvieron que redefinir el modelo de negocio gracias a la aceptación que comenzó a tener: "el próximo paso es llegar a las escuelas, a los gimnasios, aliarnos con productores para reducir la brecha que hay entre ellos y el consumidor."


Hoy en día trabajan con un gran equipo, con personas que reúnen sus mismos valores y comparten la visión de alimentarse mejor y aportar al mundo haciendo las cosas bien. Lograron sumar a Guillermo Doffo (Coach empresarial. Miembro del equipo de dirección), Camila (estudiante de Ingeniería en Alimentos y trabaja full time en Ikai); además, cuentan con una empresa que se encarga del desarrollo de marca, un estudio de diseño, un equipo de producción audiovisual, agencia de redes y prensa. Y, como broche de oro, lograron incluir a cada integrante de la familia en el proceso: "los chicos son los mejores embajadores que tenemos, suman su mirada y visión a todo lo que hacemos. El apoyo familiar y de nuestros amigos es lo fundamental para avanzar como emprendedoras".