25.6 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Domingo, 26 Sept 2021
Salud  Domingo 20 de diciembre de 2020 - 12:58 hs.                6159
  Salud   20.12.2020 - 12:58   
7 juegos sexuales para tener con tu pareja y fortalecer la relación
Los juegos sexuales son un gran recurso para revivir el vínculo y romper con la rutina. Las mejores propuestas.

Probar nuevos juegos sexuales para hacer en pareja es una excelente opción para revivir el vínculo y poner al día el deseo y la seducción. Sobre todo, en el caso de parejas con varios años de historia, donde el sexo pasó a formar parte de una rutina.

Porque cuando la propuesta es descubrir otra manera de hacer o sentir, la excitación va de la mano de la incertidumbre o de lo novedoso. No hay que tener miedo: el límite siempre lo pone uno y el placer puede tener mil modos.

Estos son los 7 juegos sexuales para tener con tu pareja y fortalecer la relación.

7 juegos sexuales para tener con tu pareja

Consoladores, tríos, películas, lencería, cambio de roles, lugares exóticos, juguetes, diálogos provocadores, confesiones secretas, disfraces, bailes eróticos. El campo de acción para las fantasías y los juegos sexuales en pareja, puede estar en continua expansión. Está en la pareja, descubrir qué es lo que mejor funciona para cada uno y hasta dónde están dispuestos a probar. Recuperar la pasión sólo requiere tomar la decisión de hacerlo.

1. Atados (Bondage)

Juguetes, disfraces, esposas. Hay un mundo de opciones para sumar en los juegos sexuales.

Juguetes, disfraces, esposas. Hay un mundo de opciones para sumar en los juegos sexuales.

Este es uno de los juegos sexuales más conocidos, que cobraron gran popularidad después del éxito de la saga Cincuenta sombras de Grey. La propuesta es simple: uno de los dos tiene que ser atado por alguna parte de su cuerpo (en general son las manos) a la cama (o al lugar donde se quiera tener sexo). Se pueden usar esposas temáticas, cuerdas, una corbata o lo que se tenga a mano (nada que lastime)…y el resto será entregarse a las órdenes de quien haya quedado en libertad.

2. Sin penetración (King out)

En esta propuesta sólo están permitidos los besos (de todo tipo), las caricias y los abrazos. La intensidad corre por cuenta de cada uno. Prohibida la penetración. La opción ideal para las parejas que gozan con los juegos previos. La intención es ver hasta dónde se puede llegar, sin culminar el encuentro.

3. Mensajes sexuales al celular (Sexting)

Cada vez más parejas se animan al sexting para sorprender y activar el deseo.

Cada vez más parejas se animan al sexting para sorprender y activar el deseo.

Para muchos es un viaje de ida. La idea es provocar y generar el deseo anticipado, mandándose mensajes sexuales o eróticos al celular. Como una promesa de lo que vendrá. Fotos. Frases. Propuestas. Ideas. Deseos. Videos. Todo lo que genere el deseo y la seducción. Se suele empezar con cierta timidez, pero a medida que se toma experiencia mutua los diálogos terminan siendo muy excitantes (a veces, sin necesidad de concretar el encuentro presencial). También es una buena alternativa para vincularse a la distancia. Eso sí, un consejo para tener en cuenta, borrar todo cada vez que la "sesión" termine.

4. Yo digo…

Primero habrá que definir quién de los dos tendrá la posición “de mando” y luego el juego consiste en que se debe hacer todo lo que quien tenga ese rol indique. Las normas, reglas o demandas tienen que surgir de forma espontánea, a medida que se va entrando en el juego sexual. Por ejemplo, la regla puede ser no hacer ruido o todo lo contrario, gemir muy fuerte; la regla puede ser no quitarse la ropa o que sólo uno le quite la ropa al otro; la regla puede ser besarse o prohibirlo completamente. Y luego los roles cambian, de manera que en diferentes momentos del encuentro cada integrante de la pareja tenga su momento de control y satisfacción.

5. Un "rapidito" (Quickie sex)

El objetivo de los juegos es tener encuentros sexuales mucho más satisfactorios.

El objetivo de los juegos es tener encuentros sexuales mucho más satisfactorios.

Con "quickie", que en inglés significa rapidito, la propuesta es tener un encuentro sexual rápido e improvisado, en cualquier momento del día (y situación). La idea es no llegar ni a sacarse la ropa. ¿En la casa? Puede ser, pero también en lugares inesperados, como el baño de un bar, el auto, algún pasillo, la casa de un amigo. La cuestión de animarse y probar. La intención de que sea rápido también es para evitar ser descubiertos.

6. Frío o caliente

Ideal para las parejas que disfrutan mucho del sexo oral o para darle una nueva vuelta de tuerca. Antes de empezar hay que tener preparados elementos que le den diferentes temperaturas a la boca y la lengua. Puede ser un té tibio (ojo con quemarse) y un vaso con agua helada. La consiga es probar estas bebidas a medida que se realiza el sexo oral, para ir jugando con las sensaciones y las temperaturas. Pasar del calor al frío intenso, o viceversa, puede causar sensaciones muy placenteras y estimulantes.

7. Juego de roles (Role-playing)

No hay que tener vergüenza y animarse a jugar a ser otros. Cada uno puede elegir el papel que quiere representar (una profesión o un personaje); o ponerse de acuerdo en pareja para recrear la escena de una película (romántica, pornográfica, de acción, tal vez). Lo que funcione para excitarse en pareja. Esta es una gran oportunidad para incluir disfraces en la escena. La idea es que cada uno sienta que está teniendo sexo con "otra persona". Además, los diálogos para empezar la situación pueden llegar a ser muy divertidos.

¿En qué ayuda el tener juego sexual antes del coito?

Cuando mantener la pasión parece una tarea difícil, los juegos sexuales vienen al rescate.

Cuando mantener la pasión parece una tarea difícil, los juegos sexuales vienen al rescate.

Muchas veces la etapa de besos o caricias no dura lo suficiente y eso impide desarrollar con totalidad la capacidad orgásmica. Además, la rutina, los hijos, los años, las preocupaciones cotidianas (el estrés) e inclusive, el aburrimiento, todo eso hace difícil mantener la pasión de los primeros encuentros. Por eso, tener un buen juego previo o juego sexual antes del coito, es fundamental para evitar que las relaciones se conviertan en algo mecánico o desganado.

Los juegos ayudan a conocer en profundidad los gustos, las preferencias y las zonas de placer de la pareja. Además, son una gran herramienta para aprender a comunicarse con el otro y pedir lo que se quiere, sin miedo o inhibiciones. A la hora del juego sexual, hay que dejar los pudores de lado y poner la mente en el goce, propio y ajeno. Todo esto dará como resultado un vínculo de mayor contención y complicidad, y encuentros sexuales mucho más satisfactorios, explorando una sexualidad plena y feliz. Si se está tranquilo y en confianza, uno mismo puede gozar con la satisfacción del otro y así también despertar el propio placer sexual. El juego sexual ayuda al coito porque activa los sentidos y ayuda a encontrar nuevas formas de renovar la pasión y el placer.