16.1 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Lunes, 21 Sept 2020
Regionales  Lunes 23 de marzo de 2020 - 17:43 hs.                755
  Regionales   23.03.2020 - 17:43   
Una chivilcoyana varada en una ciudad peruana por el coronavirus
El cierre de fronteras y la prohibición de la circulación dejó a Lucía Ferrari y su pareja, Francisco Cortese, en Iquitos, una ciudad del oriente peruano, cerca de la frontera con Colombia.

Iquitos es la capital del departamento de Loreto, en Perú, conocida como la “Capital de la Amazonía”, una de las ciudades más importantes y turísticas del oriente peruano ya que está al borde del famoso río Amazonas. Sin embargo, dada las circunstancias actuales, el turismo pasa a un segundo plano para Lucía Ferrari, chivilcoyana, y su pareja, Francisco Cortese, ya que el decreto del gobierno peruano de inmovilidad nacional y cierre de fronteras en prevención del contagio del coronavirus COVID 19, los dejó varados desde el domingo 15 de marzo, junto a otros 10 argentinos.


Iquitos es un lugar muy concurrido por los turistas, tanto como Lima o Macchu Picchu.


De hecho, Lucía Ferrari y su pareja siguieron ese itinerario, con dos noches en la capital del Perú y cinco días en el Cusco. El regreso a Lima estaba previsto para el viernes. “Llegamos a Iquitos el 14 de marzo porque teníamos excursión en la selva amazónica. Llegamos el domingo pasado y aún no se sabía nada ni del cierre de fronteras ni de vuelos internos”, dijo Ferrari en una entrevista para LA RAZÓN.


“Al llegar nos hicieron preguntas como de dónde somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos y cuántos días pensábamos quedarnos. Ayer (viernes), nos tomaron la fiebre por primera vez al ingresar a un mercado”, manifestó y agregó que en el distrito de Loreto, hubo 11 casos detectados del coronavirus. “En teoría, estarían aislados”, agregó.


Si bien es cierto que están en comunicación con el Consulado argentino y la Cancillería, señaló que los vuelos son programados desde Lima. “Pero por ahora no tenemos acceso a la capital, ya que el aeropuerto está cerrado. Las respuestas desde la cancillería es que hay que esperar. Al estar aislados, ni colectivos nos pueden mandar a Iquitos, de todas maneras estamos a más de 2.000 kilómetros de Lima, un día de viaje, que sería tan peligroso como contagiarse del coronavirus, en caso que alguien esté infectado”, subrayó Ferrari.


Vale destacar que desde mitad de semana, el gobierno peruano decretó el toque de queda desde las 20 horas a las 5 am. En todo el país. “En esas horas hay militares por las calles, de día circula la Policía. Sabemos de compañeros de hotel que hoy (ayer) quisieron salir, pero les ordenaron regresar, fuera del horario del toque de queda”.


Finalmente, la chivilcoyana enfatizó que en el Hotel donde están hay 26 personas, 10 de ellos argentinos, por lo que es poca la señala de Wi Fi, así que comunicarse es difícil. “Sólo nos queda esperar a que todo se normalice”, señaló.



Fuente: La Razón



COMENTA LA NOTA



‹‹ volver atrás