10.6 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Miércoles, 28 Octubre 2020
Locales  Domingo 20 de septiembre de 2020 - 14:01 hs.                434
  Locales   20.09.2020 - 14:01   
Opinión
El péndulo del reclamo
Por Víctor Rivera.

En la introducción de estas palabras, estimo transcendente dejar fijadas dos cuestiones que deben estar presentes en todo momento y no pueden ser soslayadas: en primer lugar, que como claramente lo ha expuesto Foucault tomando la tesis de Nietzsche, la verdad absoluta no existe y el poder es la capacidad que tiene una persona o un grupo de personas de imponer su verdad como tal, con el fin de dominar o desestabilizar para dominar en beneficio propio. Y, en segundo término, que el derecho a expresarse y/o manifestarse debe ser respetado y defendido.


Fueron varias y muy buenas en mi criterio las medidas tomadas por el Gobierno Nacional y Provincial para contrarestar los efectos nocivos que la pandemia está causando en la economía, no solo nacional sino mundial. Por mencionar algunos: El programa ATP (Asistencia de emergencia al trabajo y a la producción) a través del cual subsisten un sinnúmero de empresas y se conservaron no menos de 300.000 empleos, se puede mencionar el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), la tarjeta alimentar, los préstamos a tasa cero a monotributistas y autónomos, el congelamiento de las tarifas, la suspensión de los desalojos y el congelamiento de los alquileres, el aumento de un 35% de las camas de terapia intensiva y otras tantas inversiones en salud, comenzando por devolverle la categoría de Ministerio Nacional y aumentando su presupuesto. Estas y otras tantas medidas más, se tomaron con el objeto de paliar los efectos de esta crisis mundial.


No puedo decir lo mismo de la administración local, no vi ni veo buenas medidas para paliar el mal momento de la economía de los juninenses. Directamente no se ven medidas, ni buenas ni malas. Solo inacción.


Sin embargo, hace tiempo que a un grupo determinado de ciudadanos las medidas del gobierno nacional y provincial no les resultan, y salen a ejercer su derecho planteando su disconformidad.


Estos reclamos–me disculpo si en la confusión he malinterpretado- tienen y han tenido motivos o causas desencadenantes muy diversas.


Han sido reclamos anticuarentena o de disconformidad con las políticas adoptadas por el gobierno (únicamente nacional y provincial, como si el municipal fuera una mero puesto rural).


En su momento los manifestantes tuvieron como bandera la defensa de los directivos de la empresa Vicentin. También los reclamos se encendieron cuando el Presidente Alberto Fernández barajó la posibilidad de cobrar un impuesto a la riqueza. Aparentemente algunos de estos manifestantes se sumaron a los reclamos salariales de quienes trabajan en los servicios estatales de seguridad. Se alzaron asimismo cuando el Presidente de la Nación cumplió con su propuesta de campaña de elevar al Congreso Nacional la reforma judicial (aquí es necesario recordar por el olvido de algunos, que este es el sitio donde los representantes elegidos por el pueblo debaten y sancionan leyes). Y así podríamos seguir y seguirán los motivos o causas que los manifestantes encuentran para expresarse.


Es paradójico y desde mi óptica sorprendente, que estos mismos manifestantes no hubieran tenido un solo motivo para ejercer su derecho a reclamar en el período transcurrido entre Diciembre de 2015 y Diciembre de 2019. Allí no se presentó el peor acontecimiento económico y humanitario de la historia –Covid-, el país se encontraba desendeudado y por tal motivo pudo acceder a dinero líquido y en moneda extranjera y, sin embargo, se presentaron entre muchas otras, las siguientes situaciones que, en mi opinión claro, podrían haber dado origen a algún reclamo: a) Nuestro Presidente a horas de asumir designó por decreto a dos jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, más por decreto el nombramiento de varios Jueces y Camaristas en el ámbito de la justicia federal (los casos de Bruglia y Bertuzzi son algunos) b) Nuestro Presidente fue procesado por escuchas ilegales –la causa está siendo retomada en la actualidad aunque sin bocinazos-, c) Tuvimos un Ministro de Energía que era CEO de una de las principales petroleras del mundo y en su función junto con la titular de la Oficina Anticorrupción beneficiaron a la petrolera en cuestión en la compra de gas a Chile, d) La referida titular de la oficina anticorrupción ha participado de varios pasos de comedia tragicómica, pero lo más importante para destacar es que era una militante ultra Pro y resultó designada en la Oficina Anticorrupción con el objetivo de controlar a la Administración de Mauricio Macri, e) No sé si lo recuerdan, pero también en esos cuatro años tuvimos una Ministra de Seguridad que propinó frases como: “el que quiera andar armado que ande armado”, f) Tuvimos un gobierno durante el cual se cerraron 25.000 PYMES. La debacle final se produjo en el 2019 cuando cerraron 11.700, g) Por este y otros motivos se perdieron 240.000 puestos de trabajo, f) Tuvimos una gobernadora provincial que confesó que no iba a construir un solo Hospital. g) Los índices de pobreza subieron del 30% al 36%, h) puedo nombrar también las escandalosas causas de los peajes, correo argentino y parques eólicos pero me extendería demasiado. Todas estas situaciones habiendo tomado el país entre 2015 y 2019 aproximadamente 150.000 millones de dólares de deuda, accediendo al préstamo más grande de la historia del FMI.


Pero por ninguna de estas circunstancias las bocinas se hicieron escuchar, el péndulo del reclamo se encontraba en su extremo menos sensible o el poder económico en este caso no creyó conveniente mostrarnos su verdad.


Víctor A. Rivera

DNI 23.925.758



COMENTA LA NOTA



‹‹ volver atrás