24.7 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Jueves, 27 Enero 2022
Locales  Viernes 14 de enero de 2022 - 11:31 hs.                657
 14.01.2022 - 11:31   
Sequía: El maíz será el cultivo más afectado en Junín y la región en el cuadro de situación complejo del sector agropecuario
Los rindes de la cosecha de soja dependerá de la cantidad de precipitaciones que se dé de quí en adelante. En general la situación regional es compleja, pero no es tan catastrófica. Hay lugares que vienen aguantando. Todo dependerá de las precipitaciones que se den desde el fin de semana tras la ola de calor", señaló Signorelli. Incidencia de la falta de lluvia en los cultivos de maíz y soja.

El ingeniero agrónomo Alejandro Gabriel Signorelli, titular de la Agencia de Extensión Rural INTA Junín expresó que este enero de 2022 ha sido uno de los más calurosos y secos de la historia. "En la región debe ser el segundo o tercer año desde que se tienen registro en los últimos 100 años y llevamos un diciembre y enero con temperaturas superiores a los 35 grados en forma consecutiva, siendo muy duro para los cultivo", graficó y en cuanto a la falta de precipitaciones pluviales comentó que "llegó en forma tal que los cultivos lo fueron soportando pero había lotes que estaban de regulares a males. Las tormentas han sido muy dispares, el algunos casos ha llovido bastante y en otros están mucho más complicados además de que el manejo de suelo afectó bastante el estado de cultivos".

En este aspecto agregó el especialista consultado que "aquellos productores que venían haciendo las cosas bien, con rotación, con buena cobertura del suelo, han acumulado mayor humedad. Esos lotes se encontrarán muy bien", indicó.

PRODUCCION MAICERA

El ingeniero Signorelli manifestó que en el caso de maíz temprano, "los lotes están regulares a normales. En algunos casos, que sufrieron golpes de calor o stress hídricos se registrará una merma del 15al 20%. En lo que es maíz más tardío, se observan más problemas porque los maíces tardíos han recibido un diciembre con muy pocas precipitaciones. Vienen de un lote con doble cultivo, seguramente, tras la siembra de trigo por lo que el almacenamiento de agua de parte de los lotes no son los mejores".

"Algunos están en plena floración y otros iniciaron el llenado de granos justo en esta semana con todos los días arriba de 40 grados, así que allí se ven los mayores problemas", señaló.

SOJA

En relación a soja de Primera está de regular a normal y la soja de Segunda es la que se ve más afectada, pero a diferencia de otro cultivo, la soja "por su crecimiento indeterminado y su floración continua tiene una alta capacidad de recuperación".

PANORAMA COMPLICADO

Sostuvo el titular de la Agencia de Extensión Rural del INTA Junín que el panorama se ve complicado. Mencionó que en el caso de Vedia, donde hay registros climáticos desde 1920, siendo el año más seco 1.927 con 503 milímetros y este fue el segundo año más seco de la historia. "Es bastante complejo el panorama", detalló.

"La región pampeana -especificó el especialista agropecuario consultado por este portal digital informativo- tiene ciclos de humedad y sequía que van rotando cada 30 a 50 años. Nuestros abuelos se desarrollaron allá por las décadas de 1920 a 1970 trabajaron en la pampa arenosa, con precipitaciones media cercana as los 800 milímetros, con suelos que se volaban y a partir de la década de 1970 comenzó a llover un poco más y hoy tenemos una media que supera los 900 milímetros. Después tenemos variaciones anuales dependiendo de la temperatura del Pacífico que provocan el "Niño" o la "Niña", cuando la temperatura está por encima de lo normal en el Pacífico genera el Niño donde llueve por encima de lo normal como sucedió en los 2016, 2017 y 2018 con emergencia hídrica y tantos problemas en la región como por ejemplo las inundaciones de La Picasa".

"Desde el año pasado a la actualidad, tenemos el fenómeno inverso: La Niña que a su vez genera una temperatura por debajo de lo normal en el Pacífico, lo que hace que no haya tanta humedad en nuestra zona y disminuyen las precipitaciones en Región Pampeana y Cuyo, fundamentalmente. A eso se suma este evento de temperaturas que se originan por un frente de alta presión en la zona sur de Brasil que impide el ingreso de humedad a la región. Se ve bastante complejo el panorama, fue una sumatoria de varias situaciones", sostuvo.

 El maíz es el más afectado en la región. En algunos casos, que sufrieron golpes de calor o stress hídricos se registrará una merma del 15al 20%, se estimó desde el INTA Junín. (Foto: Pampahumedahoy.com)

 

REUNION DEL COMITE DE EMERGENCIA DISTRITAL

Este miércoles se reunió el comité de emergencia agropecuaria conformado por las entidades del sector y el municipio donde el INTA elaborará un informe de situación y "en general la situación regional es compleja, pero no es tan catastrófica. Hay lugares que vienen aguantando. Todo dependerá de las precipitaciones que se den desde el fin de semana tras la ola de calor", señaló Signorelli.

Vale mencionar que se realizó una reunión con el INTA y entidades agropecuarias para avanzar con el pedido de Emergencia Hídrica. La misma fue convocada por el Gobierno de Junín y ediles de la comisión de Desarrollo del Concejo Deliberante a pedido de los ruralistas debido a las extensas sequías y altas temperaturas que afectan a la zona pampeana, que ya provocó daños irrecuperables para la producción agrícola. En los próximos días el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) llevará a cabo un informe sobre las condiciones mencionadas en la región, que deberá ser avalado por el intendente y así llegar hasta la gobernación provincial para que entre en vigencia la emergencia, con los beneficios correspondientes para el sector.

Sostuvo al respecto que "el INTA lo que hace es aportar la parte técnica. Después está el Estado para gestionar ayuda a productores. En otras emergencias agropecuarias como las inundaciones pasadas, se da una postergación para el pago de impuestos inmobiliarios y ciertos beneficios fiscales que a los productores les viene bien para paliar pérdidas".

"Por ahora -añadió- la situación es compleja. Se puede salvar la cosecha pero dependerá de cómo vayan cayendo las lluvias que están pronosticadas. Estamos en un período clave para la definición del rendimiento de la soja y el maíz. Enero va a ser un mes importante en donde se van a definir estas cuestiones", especificó.

EL MAIZ, EL MAS AFECTADO

Sobre estimaciones de rindes en los próximos meses a la luz del panorama actual, el titular de INTA Junín manifestó que "seguramente habrá una merma de rendimientos en maíz. La cosecha de Trigo ya está que fue muy buena, pero el maíz será el más afectado. En algunos lugares habrá mermas de rendimientos. Seguramente habrá una disminución de la producción, de los kilos de esta campaña con respecto a la anterior, más que nada porque ya venimos de otro año seco. 2020 también otro año de pocas precipitaciones. En 2016 a 2018 cayeron 1.200 hasta 1.400 milímetros en algunos lugares de la zona y este año apenas estamos llegando a 600, con un año anterior seco, alcanzando apenas poco más de 700 milímetros", detalló Signorelli.

"Es un segundo año consecutivo con régimen de lluvias complejos y seguramente en maíz va a haber merma de rendimientos", aseveró.

En cuanto a la soja calculó que "va a depender de las próximas precipitaciones de acá en adelante. En algunos lotes se está en plena floración. La soja tiene capacidad de soportar estos regímenes hídricos de 600 milímetros pero si se le suma golpes de calor de 43 grados, puede llevar a darse algún aborto de flores y problemas de rendimientos, para la soja habrá que esperar un poco más para ver en qué porcentaje se verá afectado pero en maíz alrededor de un 20%, seguramente, de menor rendimiento se va a tener".

Soja de Primera en la zona de Chacabuco (Foto Pampahumedahoy.com)

 

LA INVERSION EN RIEGO ARTIFICIAL ES CARA

Al ser consultado sobre si es difícil para el productor desarrollar alternativas como riego artificial o lo que pudiera ofrecer la tecnología para el agro y la producción, para paliar esta sequía y mitigar los daños en la producción, sostuvo el titular de INTA Junín que "la inversión en riego artificial es muy cara. La agronomía es una industria biológica, trabajamos con organismos vivos. Recuerdo que un profesor cuando estudiaba en la Facultad, nos decía que al recibirnos íbamos a manejar el 5% de las variables. Se depende mucho de las condiciones ambientales".

"Hace poco -recordó- vimos en la zona de Ferré y Colón vimos una catástrofe que consistió en la pérdida de muchas hectáreas tanto de trigo sin cosechar como de maíz, debido a una importante granizada. Uno puede controlar ciertas variables pero se depende mucho de ciclos biológicos y condiciones ambientales, pero hay cuestiones de manejo que tienen que ver con mantener la cobertura de suelo, lo cual es fundamental para conservar el agua, hacer rotaciones, un manejo sustentable del mismo que permita amortiguar estos eventos extremos que se van repitiendo en forma más extrema".

"Siempre hubo variaciones climáticas, anuales o interanuales, en 50 años, pero vemos ahora que de un año pasamos de 1.400 milímetros a 600 o 700 milímetros al siguiente. No sé si esto se repetirá en el tiempo pero habrá que tratar de ajustar esas pocas variables en que tomamos decisiones, tomar de la mejor manera posible", expresó Signorelli.

"Hay que tratar de tomar siempre buenas decisiones", aconsejó el especialista del INTA consultado por este portal digital informativo y recomendó "pensar a largo plazo, incorporar rotaciones, cobertura de suelo, asesorarse con profesionales. Junín tiene la Asociación de Ingenieros Agrónomos con profesionales de muy buen nivel. No hay que perder de vista que la producción agropecuaria es una producción industrial biológica, de exportación y necesita profesionalizarse para disminuir los riesgos que tanto nos afectan o acercarse al INTA que es una institución abierta a todos los productores y a la comunidad y estamos dispuestos a dar una mano en lo que el productor y el vecino de Junín necesite", destacó.



COMENTA LA NOTA



‹‹ volver atrás