DOLAR $ 881.5 / $ 921.5
DOLAR $ 1220 / $ 1240
DÓLAR
$ 881.5 / $ 921.5
$ 1220 / $ 1240
  25.7 ºC  Junín, Bs As
Jueves, 13 Junio 2024
Diario Junín | Deportes             1568
Deportes
Aldo Picchi, el argentino que triunfa en Ecuador
Las vacaciones del 2012 le cambiaron la vida al juninense. Conoció a su actual esposa, se fue a vivir a tierras ecuatorianas y se metió en el mundo de Independiente del Valle. Su crecimiento fue notorio y hoy está instalado en el club que recientemente alzó la Recopa Sudamericana 2023.
Domingo, 19 de Marzo del 2023 - 21:00 hs.
Aldo Picchi, el argentino que triunfa en Ecuador

El juninense Aldo Picchi jamás imaginó que unas vacaciones le podían cambiar la vida para siempre. Pero aquel verano del 2012, su rutina cambió por completo. Dejó Junín por el calor de Ecuador tras conocer a quien hoy es su mujer, Rafaella.

Soñador como pocos, se las ingenió los primeros meses pero luego se metió de lleno en el fútbol. De hecho hizo rápidamente el curso de entrenador en la Federación ecuatoriana y desde allí su crecimiento fue notable, con el agregado que lo hizo en un club modelo como lo es Independiente del Valle, recientemente campeón de la Recopa Sudamericana 2023.

En la actualidad su rol es ser analista de videos, una función clave en tiempos modernos. En diálogo con La Deportiva recordó su vida en nuestra ciudad, y su gran presente, en el elenco de Ecuador.

En el inicio contó que “estoy viviendo en Ecuador, desde finales del 2012, principios del 2013. Vivía en Junín y me vine de vacaciones en el verano del 2012 a Ecuador. Allí conocí a la que ahora es mi esposa. Retorné a Junín, nos seguimos comunicando por internet y cuando llegó el momento de decidir, dejé todo y me volví a Ecuador”.

“Cuando llegué hice de todo, trabajé de lo que podía y en el 2015/2016, empecé lo que es la carrera de director técnico de fútbol, en la Federación de Ecuador. En el transcurso del estudio, surgieron unas pasantías en Independiente del Valle. Me postulé, me eligieron y trabajé durante cuatro meses. Luego, a finales del 2018 me recibí de técnico, y trabajé en escuelas de fútbol.

En 2019 recibí un llamado de Independiente porque habían quedado contentos con mi participación. Ahí entré como utilero de formativas, y en 2020, a raíz de la pandemia, hubo una reestructuración, y pasé a la utilería de primera. Al tercer mes, se acercó el analista del cuerpo técnico de Miguel Ángel Ramírez. Me convocó y arranqué a trabajar como auxiliar de analista de video, pero en el staff del club”.

Consultado sobre la actualidad del fútbol ecuatoriano, explicó que “la idiosincrasia del fútbol ecuatoriano es diferente al argentino. En las afueras de la cancha no se ve tanta violencia, sino más bien familia. El fútbol en los últimos años progresó mucho. Aún deben mejorarse muchas cosas, como los campos de juego, los arbitrajes, entre otros.

Pero va en muy buen camino e Independiente del Valle tiene mucho que ver, no solamente por los resultados sino por el proyecto. No solamente es fútbol sino se le da importancia a la persona, se hacen captaciones en todo el país. Los chicos estudian y aprenden idiomas, tienen una escuela modelo en donde estudian y se involucran con la comunidad.

Por su exigencia, Independiente obliga y motiva a los demás a esforzarse para que el fútbol ecuatoriano crezca. De hecho, la Selección que jugó el Mundial con Alfaro, el 60% pasó por Independiente. Le está dando un gran aporte con los juveniles. Muchos de ellos salieron de Independiente como Caicedo, Hincapié, son jugadores crack y que han salido de la cantera de este club”.

Sobre sus recuerdos de nuestra ciudad, manifestó que “de Junín me fui en el año 2007. Me trasladé a La Plata, y en 2013 me fui a Ecuador. Cuando estaba en La Plata viajaba casi todos los fines de semana. Desde Ecuador, trato de ir una vez al año, a pasar las fiestas.

Tengo a mi familia, a mi mamá, a mis hermanos, a mis sobrinos, y amigos de la infancia. El trabajo y mi hija me hacen seguir para adelante, pero extraño mucho Junín. Cuando voy me siento súper bien, por las juntadas, los amigos, los asados. Siempre extraño y ojalá algún día pueda volver. Hoy es difícil decirlo porque estoy instalado en Ecuador, tengo una hija y un trabajo estable. Ojalá que el fútbol me pueda regresar al país”.

“Nunca me imaginé estar viviendo en Ecuador, siempre me gustó el fútbol y verlo. Siempre me gustó ir a la cancha, pero jamás imaginé estar en donde estoy. Me gustó mucho ser técnico, pero cuando estás adentro del fútbol, te das cuentas que hay otros trabajos que son importantes. Al ser analista de videos me obligó a aprender mucho de tecnología. Independiente de Valle me permite conocer otra gente, jugar Copas y seguir creciendo y avanzando”, amplió.

Al contar el día a día en Ecuador, explicó que “estoy viviendo en Quito, que es la capital. Con respecto a Argentina y a Junín, es diferente la comida. Acá no se come mucha carne de vaca, sino de pollo y cerdo. En la sierra se consume mucha papa, maduro le dicen. Acá no hay cuatro estaciones, tenés verano e invierno. El verano es un calor muy intenso y en el invierno predominan las lluvias. Hay gente buena que me ayudó, pero también hay de la otra. No estoy 100 % acostumbrado porque me faltan mis amigos, pero estoy cómodo y tranquilo. Casi que soy un ecuatoriano más”.

En relación a su trabajo diario, explicó que “en lo general lo que ellos necesitan, además de la parte operativa que es filmar los entrenamientos y partidos, es necesario ver los rivales. Trabajo con un compañero y miramos los últimos seis partidos, tres él y tres yo. Armamos informes de jugadores individuales de los rivales, con debilidades y fortalezas. Se generó una comunidad entre todos los analistas de videos de América y nos intercambiamos partidos.

El avance de la tecnología ayudó mucho a que esto crezca. En la mayoría de los clubes es algo nuevo, pero antes Bilardo le daba mucha importancia a los videos. Ahí demostrás de una forma gráfica al jugador lo que querés corregir o mejorar. Antes no era muy común y la tecnología costaba más, Hoy con una tarjeta pequeña, metés horas y horas de video”.

En el final, hizo un agradecimiento a su familia al decir que “recuerdo mucho a mi papá Pacho que ya no lo tengo, a mi mamá Elsa, a mis hermanos Ever y René. Siempre me apoyaron y soy un agradecido eterno. Me hubiera gustado que mi viejo vea este progreso. Me vio entrar a la utilería pero no pudo disfrutar todo lo que vino después que fueron las Copas y el ascenso a Primera. Y a mi esposa Rafaella y a mi hija Lucena, que son el motor del día a día”.



COMENTÁ LA NOTA
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.